LLAMA AHORA: 900.801.251| Desde el extranjero o red móvil: +39 02 91779250
Alfio Bardolla Training Group

¿Cómo crear un patrimonio inmobiliario?

Cómo crear un patrimonio inmobiliario
Índice

Si estás interesado en crear un patrimonio inmobiliario desde cero y no sabes por dónde empezar, este post es para ti. Al contrario de lo que pueda parecer, no necesitas un gran capital económico para iniciarte en el sector de bienes raíces y te lo voy a demostrar. 

Consigue esa seguridad y libertad financiera que tanto deseas gracias al negocio inmobiliario. En esta guía te cuento cuáles son sus ventajas, qué inversión puede ser la más adecuada para ti o diversos consejos para ganar dinero con tus propiedades, entre otros. 

Patrimonio inmobiliario, ¿qué es?

El patrimonio inmobiliario es el conjunto de bienes inmuebles que una persona tiene en propiedad como, por ejemplo, una o varias viviendas, locales comerciales, pisos, casas, naves industriales, parcelas rústicas, garajes o terrenos edificables. 

¿Por qué es tan interesante invertir en patrimonio inmobiliario?

Las inversiones inmobiliarias son una excelente alternativa si quieres crear un patrimonio rentable y escalable a medio y largo plazo con el fin de hacer crecer tu capital y asegurar tu tranquilidad financiera. 

Ventajas de crear un patrimonio inmobiliario

    • Accesibilidad. No tienes que ser un experto para construir un patrimonio inmobiliario sólido y rentable. Eso sí, es importante que cuentes con la ayuda de asesores expertos o que te capacites en el negocio de bienes raíces, imprescindible si deseas tomar las mejores decisiones.
    • Ingresos adicionales. La inversión en propiedades no solo te proporcionará un patrimonio de valor estable en el tiempo, también te ofrecerá buenas rentabilidades. ¿Un ejemplo? Puedes ponerlos en alquiler, monetizando su inversión en poco tiempo.  
  • Seguridad. Disponer de una red de inmuebles puede aportar una mayor seguridad económica en situaciones de crisis financieras, ya que tendrás diversas propiedades que puedes vender o alquilar para recibir una renta periódica. Asimismo, también son la solución idónea para proteger tus finanzas en el caso de que exista cualquier contratiempo económico en tu vida. 
  • Riesgo bajo. A diferencia de otros sectores, como el mercado bursátil, presenta un riesgo menor, convirtiéndose en una gran opción para los inversores de perfil conservador. 

 

¿QUIERES APRENDER A INVERTIR EN INMUEBLES?

Descubre el arma secreta del inversor profesional.

DESCARGA GRATIS

Creando un patrimonio inmobiliario desde cero, ¿por dónde empezar? 

Evidentemente, antes de ganar dinero con tus activos inmobiliarios, deberás adquirir una o varias propiedades. En este sentido, existen dos opciones a tener en cuenta: la compra o el crowdfunding inmobiliario, la solución idónea si no dispones del capital necesario y no puedes -o no quieres- pedir una hipoteca o préstamo al banco. 

Compra una propiedad

Si no cuentas con ningún tipo de propiedad, para crear un patrimonio inmobiliario deberás invertir en bienes raíces

Puedes comprar desde grandes locales comerciales a casas, apartamentos o pisos. Por supuesto, también tienes la posibilidad de decantarte por opciones más económicas, como un pequeño terreno (urbano o rústico), un garaje o un trastero. Todo dependerá de tus necesidades, de tu presupuesto y de lo que estés dispuesto a invertir. 

Apuesta por el crowdfunding inmobiliario

Por lo general, la adquisición de inmuebles requiere de un capital inicial elevado, ya sea propio o prestado. Para quienes no lo tienen, el crowdfunding inmobiliario puede convertirse en una buena alternativa, ya que ofrece la posibilidad de invertir en el sector sin tener que realizar un gran desembolso económico.

Pero, ¿qué es el crowdfunding inmobiliario? Es un sistema que permite comprar propiedades de manera conjunta con otros pequeños inversores. Su funcionamiento se gestiona a través de diversas plataformas, que se encargan de buscar, acondicionar y comprar dichos inmuebles para después ponerlos en alquiler o venderlos. Así, solo tienes que acceder a los proyectos, comparar las diferentes opciones que existen e invertir en los que más te interesen. 

Los precios varían de un proyecto a otro, pero para que te hagas una idea, puedes encontrar participaciones muy atractivas, desde tan solo 50 euros. Sin duda, una gran solución que te ayudará a crear un patrimonio inmobiliario desde cero y con el que podrás obtener beneficios sin tener que gastar demasiado dinero o endeudarte. 

Opciones disponibles para rentabilizar tu patrimonio inmobiliario y hacerlo crecer 

¿Tienes bienes inmuebles en propiedad? En ese caso, seguro que te preguntas qué inversión es la mejor. Sigue leyendo, porque te muestro las más relevantes. 

Alquiler del inmueble

Sin duda, la opción perfecta si deseas tener unos ingresos pasivos recurrentes que aumenten tu renta mensual o que sean el complemento ideal a tu pensión. La idea es sencilla: compras una vivienda y la pones en alquiler, fácil y sencillo

Si comprar un piso o una casa es un gasto que no puedes asumir, tienes otras alternativas, como hacerte con propiedades como plazas de garaje o trasteros y alquilarlos. 

Ahora bien, recuerda que se trata de una alternativa que también tiene sus riesgos:

  • Inquilinos que no pagan. Para evitar este tipo de situaciones, lo mejor es contar con un seguro de impago y analizar en detalle la solvencia de los posibles arrendatarios. Asimismo, también puedes pedir un aval y una fianza, garantías adicionales que te aportarán un extra de seguridad y tranquilidad ante posibles contratiempos.  
  • Mantenimiento y gastos adicionales. Como propietario tienes que encargarte del mantenimiento del inmueble: reparaciones, desperfectos… Por ello, siempre es buena idea contar con un seguro de daños. De lo contrario, corres el riesgo de perder dinero. 

Alquiler de apartamentos turísticos

Otra idea para incrementar tus rendimientos y aumentar tu patrimonio inmobiliario es comprar apartamentos turísticos para alquilar, durante cortos periodos de tiempo, a turistas que desean conocer la ciudad. 

A diferencia del punto anterior, comprar un apartamento turístico requiere de una mayor inversión de tiempo, ya que la gestión de los contratos con los inquilinos se realizará de manera más frecuente. Por supuesto, si no deseas encargarte de los trámites, tienes la opción de delegar las tareas en una empresa especializada. 

La ventaja, respecto al alquiler de viviendas habituales, son sus ganancias y es que suelen ser más elevadas, sobre todo en temporada alta o durante la celebración de algún evento importante: fiestas de la ciudad, conciertos, acontecimientos relevantes…

Amortización del crédito hipotecario 

Al comprar una vivienda, puedes pagar la hipoteca mediante el arrendamiento de la propiedad. Una forma de saldar la deuda sin invertir dinero propio y, al mismo tiempo, incrementar tu patrimonio. 

Eso sí, debes tener en cuenta diversos aspectos:

  • Establece un precio adecuado que te permita hacer frente al pago del préstamo y de los gastos asociados, como el IBI, el mantenimiento del inmueble, la comunidad… 
  • Si apuestas por una hipoteca, que sea siempre asumible. Piensa que, si no encuentras inquilinos o deciden no pagar, tendrás que abonar de tu bolsillo las mensualidades. 
  • Minimiza los riesgos. Estudia la solvencia de los arrendatarios antes de firmar el contrato, apuesta por un seguro de daños, solicita un seguro de impago…

Alquiler de locales comerciales o terrenos en funcionamiento

¿Otra forma de ganar dinero con tus inversiones inmobiliarias? Si tienes en propiedad un local comercial con útiles en su interior de valor (muebles de oficina, maquinaria industrial…) o un terreno que se encuentre ya en funcionamiento y donde se permita su explotación (forestal, agraria…) puedes obtener grandes rentabilidades con su alquiler. 

Al tratarse de propiedades con un valor añadido, los alquileres suelen ser más elevados, pudiendo beneficiarte de unos ingresos extras periódicos. 

Compraventa de propiedades

Dedicarse a la compraventa te permite aumentar tu capital a largo plazo. La idea es conseguir un inmueble a un coste determinado y venderlo después a un precio mayor

Para ello, existen principalmente dos opciones:

  • Comprar un bien inmueble y, transcurridos unos años, venderlo. Por lo general, el valor de las propiedades crece con el paso del tiempo. Así que, una buena alternativa es comprar una vivienda o cualquier otro tipo de inmueble y esperar el momento adecuado para venderlo a un precio mayor que el inicial. 
  • Comprar una propiedad, reformarla y venderla. En este caso, no es necesario esperar tanto para venderlo. Puedes comprar, por ejemplo, una casa e invertir en su reforma y acondicionamiento para aumentar su valor y venderla transcurridos unos meses por un coste superior. 

Ayudas fiscales

En determinados países es posible beneficiarse de ayudas fiscales orientadas a la compraventa de activos inmobiliarios. Algo que, sin duda, te permitirá obtener ingresos y aumentar tu patrimonio. Por ejemplo, ¿sabías que en diversas zonas vacacionales hay incentivos para que los jubilados adquieran allí sus viviendas?

Ahora bien, en estos casos conviene contar con un asesor especializado para que te ayude en el proceso. Piensa que tendrás que conocer en detalle las posibles exenciones fiscales, los requisitos o diferentes aspectos legales y financieros.

¿QUIERES APRENDER A INVERTIR EN INMUEBLES?

Descubre el arma secreta del inversor profesional.

DESCARGA GRATIS

Consejos para ganar dinero con tus inversiones inmobiliarias 

Como ves, existen numerosas inversiones inmobiliarias con las que puedes hacer crecer tu patrimonio y capital financiero, pero antes de iniciarte en el sector de bienes raíces, conviene que tengas en cuenta diversos consejos que te ayudarán a reducir los riesgos y maximizar tus rentabilidades. 

Endéudate solo si te lo puedes permitir 

Una hipoteca te permite acceder a inmuebles que, de otra forma, sería imposible. Sin embargo, es importante que analices bien tu situación y te endeudas únicamente si tienes la capacidad de hacer frente al pago. 

Para comprobar si es una buena opción, hazte las siguientes preguntas: ¿la hipoteca o el préstamo tiene un coste asumible? ¿Cuentas con ingresos fijos recurrentes que te permitan afrontar las mensualidades sin penalizar tu calidad de vida o independencia económica? ¿Los intereses y los costes de la operación son bajos? 

En función de tus respuestas, te será más sencillo saber si te conviene, o no, pedir una hipoteca para conseguir la nueva propiedad. 

Antes de comprar, analiza y compara diversas opciones

No importa qué inversión inmobiliaria deseas realizar o si solo vas a comprar una única propiedad. Siempre es interesante estudiar el mercado y comparar distintos tipos de inmuebles.

Por ejemplo, imagina que quieres comprar un apartamento. En este caso, no te quedes con el primero que ves, busca las ofertas más atractivas y sopesa su precio. Tal vez sea más adecuado comprar un apartamento que requiera cierta remodelación que otro nuevo, pero más caro, porque a la larga es más asequible una pequeña reforma. 

La zona importa, y mucho

Si quieres comprar viviendas para alquilar y revender, analiza cuáles son las zonas con mayor potencial (céntricas, con población obrera o estudiantil…). 

De esta forma, te aseguras encontrar inquilinos para su arrendamiento o, en el caso de la venta, una buena apreciación anual, pudiendo ganar mucho más de lo invertido. En este último caso, te recomiendo que ofrezcan una apreciación elevada, en torno al 5 u 8% de media anual. 

Negocia el precio de la propiedad

Siempre es buena idea negociar su precio con el vendedor, pero recuerda, desde el respeto y con humildad. Se trata de llegar a un acuerdo beneficioso para ambas partes y eso solo se consigue negociando. Aunque pienses que es una gran oferta, puede serlo todavía más. 

Revisa todos los documentos legales antes de firmar

Comprueba que todos los documentos están en orden y que no existen discrepancias entre ellos (escritura de la propiedad, certificado catastral…) en su superficie o ubicación. 

Además, no te olvides de revisar la normativa urbanística y en qué situación se encuentra la propiedad que te interesa. Por ejemplo, si es un terreno, ¿es rústico o urbano? ¿Se puede edificar en él? ¿Está permitida su explotación? De lo contrario, corres el riesgo de comprar un bien inmueble y no poder aprovecharlo como te hubiese gustado. 

Conclusiones sobre el patrimonio inmobiliario

Iniciarse en el sector de bienes raíces es una gran alternativa para ampliar tu patrimonio y tu capital financiero, ya que puedes obtener beneficios con ellos a corto y medio plazo si te decantas por el alquiler o a largo en el caso de que apuestes por la venta. Además, hay opciones para todos los gustos y presupuestos, pudiendo comprar desde grandes propiedades (casas, pisos…) a pequeños inmuebles (trasteros, terrenos…). Asimismo, en el caso de que no tengas el capital necesario, siempre tienes la posibilidad de adentrarte en el sector con el crowdfunding inmobiliario. 

Ahora bien, dependiendo de las alternativas que escojas, fórmate en la materia o busca la ayuda de empresas o asesores especializados, aspectos clave para minimizar los riesgos y no penalizar tu dinero.

Hacia tu Libertad Financiera.

¿QUIERES APRENDER A INVERTIR EN INMUEBLES?

Descubre el arma secreta del inversor profesional.

DESCARGA GRATIS

Soy Alfio Bardolla. Fundador, maestro y entrenador en Alfio Bardolla Training Group S.p.A., la empresa de formación financiera personal líder en Europa que ha formado a más de 53.000 personas mediante programas de audio, vídeo, cursos en directo y coaching personalizado. La empresa cuenta con unos 100 colaboradores y está presente en Italia, España, Reino Unido y Rusia.

Comparte este artículo
Post relacionados que te van a interesar